Seguramente en algún lugar has dicho o le has platicado a alguien sobre los gachupines, pero la gente que es foránea no entiende sobre que estas hablando, esto se debe porque no conocen estos “animalitos”.

Nota informativa:  Durante la época del virreinato en México; se les llamaba gachupines a los nacidos en España, pero se caracterizó por un personaje literario famoso en Europa (el cual acostumbraba vestir casi siempre de rojo el cual era muy indeseable, rustico y presuntuoso).

Quiero suponer que le decimos de esa forma al “animalito” por su peculiar color rojo, los ácaros “gachupines” son cosmopolitas, pertenecen a la familia Trombiididae; son organismos que llaman la atención por su color rojo brillante y textura aterciopelada, a primera vista parecen arañas regordetas con patas cortas pero al mirarlos con cuidado podemos reconocer las características diagnósticas de un Ácaro: ocho patas, y un cuerpo sin división.

 

Son parientes de las garrapatas y de los ácaros del polvo pero su tamaño es mucho mayor, pues pueden llegar a medir hasta 3 cm. Dado su color contrastante es común observarlos en época de lluvias, y es durante este periodo que se aparean. Cuando son adultos los gachupines son depredadores de huevos.

 

Los gachupines pueden vivir de uno a dos años. Los huevos eclosionan en la primavera y las larvas buscan a su presa y permanecen adheridos a ella por dos semanas (como las garrapatas), posteriormente se mueven al suelo para transformarse en adultos. Los adultos además de buscar comida entre la fauna de invertebrados del suelo, buscan pareja para aparearse.

 

El apareamiento de los ácaros terciopelo es indirecto como en otros arácnidos, el macho deja un paquete con esperma en el suelo y atrae a la hembra hacia él con una danza ritual y caminos de señales químicas.

 

Por lo regular sólo se encuentran en zonas tropicales, por eso solo podemos verlos en el sur de México, y en algunos otros países donde los conocen como ácaros aterciopelados.

 

Enséñale esta nota a tu amigo el foráneo para que conozca a los gachupines.

Comentarios