Una de las cosas que nos identifican como Guerrerenses sin duda alguna es nuestro pozole, y actualmente cuenta con 5 formas de preparación diferente, pues en Guerrero, se come pozole blanco, verde, rojo, elopozole, pozole de caguama ¿Conoces algún otro?

El tradicional pozole blanco, es elaborado como un caldo de granos de maíz hervido con el sabor de la cabeza de vaca o cerdo y varios condimentos; es sazonado con orégano, chile molido, cebolla, aguacate o chicharrón prensado, un verdadero festín que conjuga años de historia en un solo plato.

Resultado de imagen para el pozole de guerrero

Es una tradición de Guerrero comer pozole los días jueves incluso con tus cuates es una costumbre irte a los “jueves pozoleros” a la pozolería que más te guste a degustar está riquísima y tradicional receta. Uffff ya me dio hambre 🤤

Además en lo que esperas tu pozole puedes degustar de una exquisita botana como acompañante: manitas de cerdo a la vinagreta, carnitas doradas de cerdo rodeadas de rodajas de cebolla y tiras de chile jalapeño y zanahoria rallada, taquitos de pollo, chalupitas con pollo, salsa y chile chipotle, chiles capones (jalapeños asados, desvenados y rellenos de queso con crema), y quesadillas de picadillo o queso.

Es posible encontrar a lo largo del país diferentes adaptaciones de esta ancestral receta de origen guerrerense con un sabor es peculiar en cada región.

¿Cuando vamos al pozole primo?

Comentarios